miércoles, 30 de diciembre de 2009

Moral de Autonomía


"La autonomía sólo aparece con la reciprocidad, cuando el respeto mutuo es lo bastante fuerte como para hacer que el individuo sienta desde dentro el deseo de tratar a los demás como a él le gustaría que le trataran”
Jean Piaget.

Jugaban mis dos hijos en la misma habitación, ya saben, "juntos pero no revueltos", cada uno en su rol... En un momento chocaron y a San se le cayó su dragón de las manos...
- Discupame San, tiré tu dagón
- No Azu, yo debo pedirte a ti disculpas, porque choqué contigo.
- Ah si jeje
- Jeje
Y siguió cada uno por su lado...
En la foto, papá y yo comíamos en un restaurante y ellos dos solos se pusieron de acuerdo para resbalarse juntos, a Azu aún le daba temor bajar solita y su hermano se ofreció a bajarla.
Por supuesto que hay momentos en que no son tan "civilizados"... como todos los niños ... como todos nosotros... Lo importante es ir creciendo juntos dentro de un marco de amor, respeto y límites.

5 comentarios:

Ileana dijo...

Qué bonita anécdota!!!
Muchas felicidades y un abrazo!!!

Lola dijo...

Qué lindo lo que cuentas y qué buen hermano mayor es San, seguro que lo pasan fenomenal jugando juntos, aunque sea cada uno en su rol !qué diferentes son los gustos de los niños de los de las niñas aunque no se haya hecho nada para que jueguen con "cosas de chicos o de chicas"
Un beso y feliz navidad

lalit dijo...

Waw, Ale, debiste sentirte muy orgullosa!!! Felicidades! Feliz Año Nuevo!

MartaSada dijo...

Sí, a veces no son tan "civilizados", jejeje, pero cuándo les entra una de esas venitas, jaja, son una gozada, jajaja. Un abrazoooo!!

Ale dijo...

Ileana, un abrazo enorme para ti también.

Lola, es cierto, nosotras que somos mamás de niño y niña vemos en primera fila las diferencias de género =) No somos iguales jeje.

Lalit felicidades a ti también amiguita.

Marta, a veces no SOMOS jejeje...Un abrazo.