viernes, 11 de marzo de 2011

Mantén los ojos en tus metas a largo plazo


...O "Las pequeñas lobas se visten solas" ;)

En su libro Paternidad Incondicional, Alfie Kohn nos hace un cuestionamiento: Qué deseas para tus hijos? Y va aún más allá: Tus estrategias de paternidad van alineadas a tus metas? O las entorpecen?

Imagina por ejemplo que quieres que tu hijo se convierta en un adulto a)ético, b)capaz de mantener relaciones sanas, c)curioso intelectualmente y d)fundamentalmente satisfecho de sí mismo. De ser así, tu tarea va a consistir en preguntarte si cada una de esas metas tiene más o menos probabilidades de alcanzarse como resultado de utilizar ciertas técnicas de "educación y disciplina". De hecho, cualquier cosa que hagas con tus hijos de manera regular debe evaluarse a la luz de tus metas últimas...

...Es muy fácil quedar atrapado en las minucias de la vida cotidiana, todas esas querellas y frustraciones que nos apartan de las cuestiones importantes. La buena nueva es que cuando los padres logran mantener a la vista sus objetivos más extensos -de hecho, cuando centran su atención en cualquier cosa más ambiciosa que sólo conseguir que sus hijos les obedezcan de inmediato- suelen utilizar mejores herramientas de paternidad y obtener mejores resultados. Como mínimo debemos mantener un sentido de perspectiva. Si tu hija derrama el chocolate hoy, o pierde los estribos, u olvida hacer su tarea, eso no importa gran cosa en comparación con aquellos asuntos que la ayudan o no la ayudan a convertirse en una persona decente, responsable y compasiva...

Este es un fragmento de mi libro que tengo en neon amarillo de marcatextos, aunque la traducción del libro para mi deja que desear, este libro me está gustando mucho. Este párrafo justo me cayó como balde de agua fría un día de estos pasados en que habíamos estado teniendo unas mañanas difíciles Azul y yo.

Nunca he tenido mayores problemas con Santi para vestirnos antes de ir a la escuela, como buen hombre que es, prácticamente le da lo mismo la ropa que lleve mientras esté cómodo (ese es guíon aparte que ya hemos resuelto, los pantalones que se le compran no llevan cierres o botones, las playeras son de preferencia cuello redondo, camisa ni pensarlo, croc´s cerrados y abiertos, tenis de velcro, zapatos muy amplios con velcro y tan tan esa es toda la gama).

Sin embargo, Azul no permite, ni por accidente, que yo elija alguna prenda para ella por las mañanas. Desde la parte racional lo entiendo perfecto, y ahora que lo escribo suena fatal que yo intente vestirla, eso de elegir la ropa debe ser totalmente personal ¿no?, ¿quién me creo para saber -mejor que ella- qué cosa le sienta mejor en un día específico? Reflexionando creo que meterme en ese asunto tan personal de mi hija es una verdadera falta de respeto...

Claro, tengo que tragarme mi Ego cuando llegamos a la escuela, porque las amiguitas van vestidas como muñecas, perfectamente combinadas, perfectamente aliñadas... Y mi hija, bueno, por citar un ejemplo de esta semana: vestido verde y blanco (una talla menor a la que le corresponde), sweater café enredado por la espalda, calceta lila de kitti, huaraches gris...

Sútil y amablemente le pedí que se quitara por lo menos los calcetines, que los huaraches no van con calcetas, o que al menos usara unos calcetincitos cortos blancos, pero no quiso. Le ofrecí mi ayuda para acomodar el sweater pero no quiso...

Y yo hubiese explotado (arruinándonos la mañana, porque mi hija es de las que NO ceden nunca ante una decisión que han tomado), si no es que de pronto el párrafo de Alfie Kohn me hizo sentido en ese momento:

Qué es más importante para mi meta última, qué clase de mujer adulta quiero que sea mi hija... Quiero que sea libre y autónoma, que sea consecuente con las decisiones que toma y que las defienda a capa y espada, quiero que sea la LOBA que todas las mujeres llevamos dentro. Así que no seré yo quien la someta. Que se vista como le dé la gana vestirse y que me siga desafiando... que yo dejaré colgadas en el clóset mis ganas de ser mamá de una muñequita porque mi hija no lo es, es una niña libre pensadora y eso, en el fondo, me gusta más =)

**Imagen de Marina Marcolin
Para rematar, me encuentro en el facebook con este video, no se lo pierdan:

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Uffff me has emocionado muuucho con tu conclusión!!

Paola* dijo...

misma historia!!! que cosa con las chiquillas lebre pensadoras conocedoras de la moda....
Acá un asunto que no se manejar y me encantaría saber como manejas tu es cuando usa cosas no acordes a la actividad o el clima... Por ejemplo shorts, camiseta y huaraches cuando diluvia o vestido blanco corto con pantunflas para ir al parque.... =S
Saludos!

Zinnia Muñoz dijo...

Yo tengo una nena de casi casi 5 años. Ha decidido últimamente que los vestidos y las faldas son sus favoritos (pobres pantalones arrumados en el armario) y los combina poniéndose hasta tres camisetas (sisa, corta y manga larga). Yo digo que es la moda de la 'cebolla' - por capas.

Cuando hay una ocasión especial le digo "vístete bien bonita para hoy" y funciona bastante bien. Si no me parece alguna combinación de colores "sugiero" "No te parece que estas medias se ven mejor con ese vestido?" pero la decisión final es de ella. Solo le advierto que a la huerta mejor de pantalón o de overol.

Iryna blanquea los ojos con sus pintas... A mi me parecen hermosas porque ha sido su elección, porque siento que refleja una parte de lo que está pensando, porque es ella.

Zulema dijo...

Genial el video!

Igual tu conclusión me parece estupenda, sobre todocomo hija de una mamá que me cosía mi propia ropa.

Saludos Ale!

sonia dijo...

Totalmente de acuerdo, el objetivo finsl debe ser lo que cuente en el día a día para no perderse por el camino... y resulta muy difícil con ejemplos como el que pones... Una vez más, me has hecho pensar y me parece muy interesante tomarme esto en serio. ¿Recomiendas entonces este libro pese a la traducción? Si es así, tomo nota... Un saludo!

Sabrina dijo...

Me encantó tu entrada des de el principio (las lobas pequeñas) hasta el final (un video para descubrirse)

Gracias otra vez ;)

vilmati dijo...

Ale, estamos en sintonía hasta con los cortocircuitos y sus motivos.
Sé que es mejor que me coma mis palabras o elegirlas muy bien antes de decir algo, ya que en estas pequeñeses cotidianas se juegan cosas importantes.
Oli permitió que le eligiera la ropa hasta hace muy poco, yo siempre le consultaba, pero a ella no le importaba...ahora solo usa polleras, vestidos y calzas, y se duerme deseando "que la noche pase rápido para despertarse y elegir que ponerse" (palabras de ella)
Linda entrada !!!

J dijo...

te leo muy muy seguido pero este post me ha fascinado, es impresionante cómo tenemos en nuestra cabeza como madres es lo que "debería" vestir una niña. Estoy contigo, queremos hijas capaces de decidir y disponer sus gustos. El video lo enlazo ahora mismo, es una pasada! Gracias!

Patricia dijo...

Ale! Bravo por tí. Catu es más tipo Santi, por ahora. El vídeo me ha encantado, es que además levo una temporada pensando en eso. ¿qué le trasmito yo a mi hija de 30 meses cuándo le digo que en tal o cual sitio no me apetece darle teta? Al final se me ponen pocas cosas por delante, pero sí hay momentos que me da pereza y me pregunto que se les pasará a los peques por la cabeza.

Anónimo dijo...

Yo tengo el mismo problema, pero es un niño. Y debo reconocer que me cuesta aceptar su voluntad y que todavía no he encontrado la forma de hacerle entender que en invierno no puede ir en pantalón corto y camiseta de manga corta. Por su parte, él encontró solito una posible solución: lleva los cortos por encima de los largos....

Ale dijo...

Paola pues esa es la cuestión, que sólo nos queda relajarnos y Sugerir...Anteriormente cuando quería que se pusiera algo en especial yo ofrecía dos o tres opciones y ella elegía (a los dos o tres años)...De pronto ha crecido y tengo que expandir límites, me lo exige y trataré respetarla.
A decir verdad con el tema "apropiado para el clima" nunca he tenido problema, ella siempre suele percibir incluso más frío que yo así que cuando hay que abrigarse se abriga sola =)

Zinnia tienes razón, hay una belleza especial en verlas cómo eligen...

Sonia por supuesto recomiendo el libro, es uno de esos que los padres no podemos perdernos. Ya vendré a compartir alguna cosa más que me parece imperdible de este libro.

Vilma menos mal que vamos acompañadas =) Es que estas nenas crecen! hehehe. Como decía yo también antes le ofrecía a Azul la ropa...

Anónimo2, muy buena solución! =) Mis hijos llevan uniforme sólo el día que hacen deporte en la escuela y Azul ha encontrado una solución parecida: lleva abajo del uniforme un short y una playera (por lo general rosas qué le vamos a hacer!) XD

Gracias a todas por comentar, es un placer compartir, Abrazos.

Lola dijo...

Bien por Azul, está claro que tiene una gran personalidad y un estilo propio, para mí es perfecto que no quiera ser perfecta o como las demás y lo veo como un signo claro de independencia.
Y bien por tí Ale y por tu reflexión, también cuesta resistirse cuando vemos que las cosas no combinan o son imposibles.
Las chicas son así y creo que todas son así le dan más importancia a lo que llevan puesto y les gusta sentirse guapas y que se lo digan.
Ellos son más prácticos y les pierde más ir cómodos que "guapos".
Bien por las dos, un beso

Le dijo...

Gracias por tus aportaciones!
Nos hace reconfortarnos más con el día a día a las 7 de la mañana, que o siempre es fácil:)
Abrazos

Ileana dijo...

Ay, ay, venía buscando el artículo sobre la lactancia para publicarlo en Facebook, y me he encontrado este que es mil veces mejor!!! :-)

Cuánta razón tienes!!! La mía de momento le doy a elegir entre dos o tres opciones, pero a veces hemos tenido alguna pequeña guerra por ese motivo ¡qué mal por mi parte! :-(

Te dedico El blog favorito de hoy en la página de Facebook , y he colgado este artículo.

Gracias, Ale, por todo, un abrazo inmenso!!!

Anónimo dijo...

Qué hermoso fluir de la cosas cuando las dejamos! Yo tengo una hija que se destetó a los dos y medio (pediatra mediante!) y ahora uno de casi siete que aun mantiene la teta antes de dormir y por la mañana. Muchas veces hablamos del tema, porque aunque es un nene sano, abierto, sociable, a veces me entran los miedos y las dudas... "cuando cumplas los seis", dije. "Cuando se te caigan los dientes de leche", continué...Lo cierto es que nuestro "tiempo fuera del tiempo" es tan hermoso y natural que seguimos como siempre. No sé cómo acabará este tema...