jueves, 14 de octubre de 2010

De roedores intrusos 2...

Y este asunto se resolvió de la manera más natura y auténtica que me hubiera podido imaginar. Yo como Greisi estoy ya aburrida de buscarle cinco pies al gato con el dilema mentira vs ilusión de la infancia...

Voy a contar cómo concluyó todo. Unos dos o tres días después de escribir aquel post, mientras estaba esperando mi turno en la caja de una librería me encontré este librito. Lo hojeé rápidamente y lo compré pensando en que a mi hijo le iba a fascinar la cajita de metal que trae para guardar los dientes. Honestamente no esperaba gran cosa, e iba un poco decepcionada por no haber podido comprar también el de "La verdadera historia del ratón Pérez". Pero al llegar a casa me llevé una grata sorpresa.


Es un libro como a la medida de mi hijo, tono informativo pero a la vez muy entretenido (investigué y me enteré de que está hecho por un dentista y una pedagoga). La misma tarde del día que lo compré San le pidió a papá que se lo leyera de cabo a rabo.

En una de las páginas habla sobre las diversas costumbres de los niños de todo el mundo con este asunto de los dientes que se caen... Y al terminar papá de leer la página Santiago interrumpió sorprendido (y algo divertido por intuir que estaba develando un "misterio") :

-ah, entonces el ratón de los dientes es como leyenda! no existe de verdad!
papá: exacto
- y quién se queda en realidad con esos dientes? quién les pone una moneda bajo la almohada? los adultos?
papá: tú que crees?
- que los adultos (con cara de obviedad).
papá: así es.


Y tarán. Se acabó el tema para mi. Suspiro y me siento tranquila.

Por supuesto que para mi hijo no acaba el tema, sigue ilusionado esperando el día en que se le caiga su diente flojo, quiere guardarlo en la cajita, quiere guardarse tooodos sus dientes en la cajita, se ha pasado horas enteras hojeando el libro en todas direcciones...

Creo que festejaremos el día en que se caiga el dichoso diente flojo, nada complicado, he pensado que podemos invitar a los amigos a casa a jugar y comer pastel. Me siento parte de esa alegría con la que mi hijo crece y quiero hacerle ese día aún más especial.

De pronto en la crianza de mis hijos me topo con nudos, hechos por mis propias sombras. Y luego simplemente me relajo y dejo que ellos me marquen el camino... Debo decir que siempre me sorprendo de las salidas tan auténticas y tan naturales que resultan.


7 comentarios:

Sabrina dijo...

Que bien!
Yo también pienso un poco como tú y me ha gustado mucho la historia del libro. De hecho, aunque a mi niña le falte bastante para que se le caigan los dientes, voy a intentar localizar el libro para tenerlo guardadito para la ocasión. Espero que no me pase como con el de Hijos sin Dios, que me es imposible encontrarlo a este lado del charco...

Muchas gracias
Besos

educandoenlacasa dijo...

Un final feliz

Desdemicordilleradelosandes dijo...

aaaaaaaaaaaaaaa me ha encantado el libro , espero encontrarlo por aca.
Como siempre Gracias Ale!

Albertina dijo...

Yo crecí sabiendo desde el principio que los Reyes Magos y el Ratón Pérez eran leyenda, pero igual me ilusionaba recibir mi regalito cuano perdía un diente, aunque sabía de sobra que lo dejaban mis padres, pero la ilusión era la misma!! Seguro San lo vive del mismo modo ;)

Qué librería es esa, que tiene esos libros tan maravillosos??

Un abrazo

Gabriela dijo...

Que buen final!
Ale y no han considerado preservar la leyenda poniendole un regalito sorpresa bajo la almohada? se me ocurre que puede ser algo de broma o algo que a el le guste... como... un ratón!

Ale dijo...

Sabrina y si le escribes directo un mail a Xime Ianantuoni? Es que no te puedes perder el "hijos sin dios"!

Gabriela, pues me gusta tu idea...voy a hacerle un ratón sorpresa! ;)

Omití el link a la referencia del libro, sorry, es:
http://www.editorialguadal.com.ar/catalogo/ficha.asp?id=1492&rubro=35

Y me quedé con ganas de: http://www.siruela.com/catalogo.php?&id_libro=1407 Pero es que editorial siruela es tan cara! =(

lalit dijo...

;-) Qué final tan estupendo para esta historia!!! Bueno, el final-final aún no ha llegado! Abrazos!