viernes, 1 de octubre de 2010

De mentiras y roedores intrusos

Que hace días Santiago tiene un diente flojo... Ya sabía que eso podía pasarle porque tiene amigos grandes que se lo habían contado. En cuanto se dió cuenta se puso feliz, se siente grande.
- mamá, ¿qué haré con mi diente cuando se me caiga?
-qué te gustaría hacer?
-mmhmm ya sé, le voy a pedir a papá un frasco pequeñito y lo voy a guardar ahí, y voy a guardar juntos tooodos mis dientes para verlos.

Esa fue la reacción auténtica, la espontánea.

Con el paso de los días a toda aquella persona con la que entabla conversación le muestra su diente flojo... Y el 90% de esta gente contesta en automático "Ah! Y se lo vas a poner al ratón para que te deje una moneda!

Qué lata. No sé aún cómo resolver la mentira de los reyes magos y ahora esto. Papá y yo habíamos decidido que el famoso roedor no entraría en esta casa y ya se nos coló... Y se cuela con todo y el eterno dilema: Santa Claus, los Reyes Magos, El ratón Pérez... es mentir a los niños? o es válido alimentar la fantasía?

Como tengo los días contados hasta que por fin se caiga el dichoso diente, hoy resolví que leeremos juntos el cuento y le dejaré saber que es una leyenda... Él entiende perfectamente el término leyenda... Y justo cuando pensé tener la vida del ratón Pérez resuelta me asalta la duda, estaré siendo una bruja malvada por no permitirle a un niño la ilusión de encontrarse una moneda bajo la almohada?

Así que sigo en el dilema.

AQUÍ el Ratón Pérez en la wikipedia.

Y EN ESTE LINK el cuento popular.

14 comentarios:

Lety / @CriandoCreando dijo...

Es segun las creencias ( o no creencias) , en esta casa si hay ratón y reyes magos (santa no, nos cae mal :P) pero en tu caso, tu decides lo que les enseñas, y yo tambien decido que costumbres, tradiciones o cosas le digo a mis hijas, en cataluña hay algo con unt ronco de arbol que le dicen "elt io" y seguro en otras culturas hay otras ideas, mitos, pues si, para mi son parte de, pero tambien para quien no son parte de su cultura pues es muy respetable, y muy respetable los que tenemos estas ideas ;) un abrazote

Lety / @CriandoCreando dijo...

Bruja malvada tu?? para nada, y se que lo vas a resolver de la forma mas inteligente, como siempre ;) tal vez en lugar de que el ratón le de la moneda, que papá se la de y guarden su dientito en un lugar especial y le explicas que el raton es una leyenda y que a a algunos niños les gusta creerlo,

Zinnia Muñoz dijo...

Yo no creo que hablar las cosas con la verdad a los niños sea ser bruja malvada =). Como experiencia de hija el cuento del "niño dios", que es el que trae en Colombia los regalos, fue para mí un engaño que hicieron mis padres y mis hermanos y pasó tiempo para perdonarles eso, me parecía muy mal hecho que me hubieran engañado de esa manera, les perdí un poco de confianza y hasta de respeto (que neura la mía)

Con mis hijos pues no les he hechado ningún cuento de esos. A mi me parece que perder un diente genera tanta emoción por sí mismo que no necesita de ninguna historia adicional. Además, es un hecho biológico de lo más normal, y me gusta tomarlo así, con un abrazo y ya.

Mi hermano les echó el cuento a sus hijos del "niño dios" y mis hijos entienden muy bien que a la casa de ellos va, pero que es un cuento para niños chicos, que es su tío el que pone el juguete a sus primos.

No sé. Igual todas las posiciones son respetables, pero a mi me siguen pareciendo mentirillas.
Para alimentar su ilusión jugamos a imaginar, vemos y hablamos de una buena película o de un cuento.

Flor dijo...

¿Existe el amor? claro, aunque no lo vemos, existieron santa clos -aunque no es santa clos sino san nicolás un santo bueno con los niños que por eso es santo y "les trae" regalos a los niños- existieron también los reyes magos, bueno eso creo. Creo que no es una mentira, sino una fantasía e incluso se les explica, y hay niños que no se las creen, como la mía que los demás le metieron lo de Santa, ¿pero mamá porque hay tantos santas unos morenos y otros gueros? ven no se puede soportar, entonces le conté la historia de San Nicolás, como somos católicos pues creemos en los santos, pero de ahí a manipularla, da lo mismo el coco que santa ¿o no?.
Creo que vale para cada quien, y vale para hacer el bien y no para manipular, porque luego también ellos se crean fantasías que a la larga los lástima, como que Santa es tan poderoso que les trae lo que quieren y luego el santa-papá real no tiene el dinero en el bolsillo para comprarlo, es ahí dónde la víbora se topa con su cola.

vilmati dijo...

jajja a mi me pasa igual;) el ratón Perez se coló en mi casa antes que termine de decidir que hacía con Papá Noél...
Yo depende como viene la conversación dejo que ella elija. Es decir, no le miento, pero dejo que si quiere creer lo haga. Cómo? preguntándole que es lo que ella piensa. Y le digo: ah... o ajá...En caso de que ella me haga la pregunta a mi, le digo lo que yo pienso. Y también le explico que son leyendas, personajes, como los de los cuentos. Perola fantasía todabía se le mezcla con la realidad. por ej, si dice una mentira siempre me pregunta si le va a crecer la nariz com a Pinocho! y eso que le dije ya mil veces que no ;)

xilpayatl dijo...

Ale, decir la verdad nunca sera algo malvado...lo que esta familia ha decidido respecto a este tipo de temas es que Los Machuca creemos en esto o en aquello y que otras familias piensan o creen distinto. Personalmente no le mentiremos con Santa, los reyes Magos, el raton que trae dinero por los dientes, etc.
Abrazos, y seguro que tu familia sabra bien qué direccion tomar :-)

Raquel dijo...

Ay.. ¡Qué difícil es este tema!

En mi casa, sí hay ratón, sí hay Reyes... y cuando descubran que todo eso es una fantasía, una mentira, lo resolveremos.
Decidimos que Sí iban a haber reyes, porque las veíamos demasiado pequeñas para explicarles que es una mentira, o ilusión, y para que fueran capaces de guardar el secreto a otros niños..
Fue una decisión dura, porque si no mentimos en casa, ¿Cómo vamos a consentir semejante mentira?.

Lo que no hacemos es aprovecharnos de esos Reyes o de ese Ratón para sacar una buena conducta, es decir, no manipulamos a nuestras hijas con el típico "si no haces tal o cual, los Reyes no te traerán nada".
Saben que los Reyes siempre traen, mucho o poco, y que no eligen a los niños, porque no hay niños buenos ni malos, sino comportamientos buenos o malos.

La verdad es que es difícil criar de cierta manera cuando el resto de la sociedad se comporta de otra.

Yo, cuando llegan las Navidades, LUCHO con todas mis fuerzas contra el "¿Has sido bueno?.

Seguro, que tomes la decisión que tomes, será la más acertada y la que consideres más respetuosa con tus hijos.
Un abrazo desde España.

lalit dijo...

Muy interesante reflexionar sobre esto.

Nosotros en casa hacemos REyes Magos y Tió (el tronco de navidad catalán) y yo NUNCA he pensado que sea una mentira!!! Es que... en casa han venido los Reyes Magos siempre, todos los 13 años anteriores a que nacieran nuestros hijos. Con mucha magia, mucho misterio, una decoración muy bonita, las copitas de cava que les dejábamos por la noche a los Reyes...

Yo a mi hija, cuando hablamos de ellos, no le digo cosas explícitas que luego vayan a ser mentira. No le digo: "Ese señor que ves en la carroza de la cabalgata es quien te trae los regalos"... Es todo una fiesta, como cuando es la Fiesta Mayor del pueblo...

Los Reyes Magos fueron unos adultos que vinieron a ADMIRAR la grandeza de un bebé recién nacido y le trajeron regalos. Y eso continúan siendo hoy mismo. Unos adultos que se arrodillan humildemente ante los niños pequeños, que no por ser pequeños dejan de ser nuestros maestros más amados!!!

Así que yo creo que estos Reyes sí existen, jejeje... Cuando Martina sea más mayor pues la incluiremos en la magia de la historia, hasta que Gabriel crezca también... y a partir de ese momento espero que la magia no desaparezca y cada noche de REyes sea especial como lo ha sido desde que nací.

Bueno... con el tema del ratoncito, yo miraría a San, como lo vive, y jugaría a la ambiguedad. Yo, lo que haría es contarle que es una leyenda. Luego, cuando caiga el diente, decirle "Probamos?" con tono de complicidad y broma, desacomplejadamente. Y por la mañana, si hay un pequeño juguete o unas galletas o unos lápices guiñarle el ojo... No sé... Como Jugar a las Cosas Mágicas... Aunque él sepa que se lo has puesto tu... no continúa siendo emocionante? Un acto de amor también ya que estais jugando con la incógnita, la espera, etc?

Bueno, es que a mi me encantan esas tradiciones y creo que tenemos que tener en cuenta que es muy importante no usarlas para chantajear a los niños y, por otro lado, trabajar la dicotomía verdad/mentira y pensar que en la vida también hay lugar para complicidad de las cosas mágicas.

Yo aún hay años que no me explico como los Reyes Magos han logrado llevar determinados regalos en el comedor de casa, jejeje..

Besos y felicidades por ese diente, eh!

Orli dijo...

Mi hermano le explicó a mi sobrina cuando llegó el momentazo que los Reyes Magos en aquel tiempo llevaron presentes al niño Jesús y que hoy los padres y madres somos sus sucesores, por eso somos nosotros los que hacemos los regalos . Me pareció tan bonito y enternecedor....

Yo tb me llevé un gran disgusto cuando me enteré por la mentira.... eso era lo que les reprochaba, que me hubieran mentido tanto tiempo, pero en el fondo de mi corazón no sé si lo que más me dolía era la desilusión de que no fuese cierto....

Y lo del ratoncito... es curioso, pq cuando era yo pequeña si que se hacía, pero creo que no estaba tan extendido. A mí nunca me lo hicieron, y yo sabía que no era verdad...

Creo como lalit que puedes ponerle algo siendo cómplices de la mentirijilla.... creo que eso le hará sentir muy cerca de tí!!

lalit dijo...

Es que yo cuando supe lo de los Reyes no me sentí decepcionada ni lo viví como una mentira. Fuí yo la que lo pregunté directamente a mi madre justo antes de cumplir 7 años y ella me dijo que sí con toda franqueza. Y a mi me pareció una "travesura" de ellos, y siempre me dió la risa como lograban organizarlo todo cada noche de Reyes. Y por suerte me tropecé con un compañero a quien también le encanta esta mágia y, ya os digo, nosotros la noche de Reyes nunca nos hemos mentido ni nos hemos dicho la verdad (hablo de yo y mi compañero, eh!) y los Reyes han seguido viniendo, jeje. Muy chulo, es una historia de complicidad y creo que lo más importante es que cuando aparezca la duda se les responda con franqueza pero también con una invitación a continuar con la mágia de una manera cómplice!

Besos!

Albertina dijo...

Pienso que no está mal dejarle creer... cuando yo era niña, unos amigos de mi madre a los que visitábamos dejaban caramelos en la mesa de la cocina y decían que los había traído un gato, al que empecé a dejar leche.... intuía que era mentira, pero me hacía tnata ilusión CREER... ojalá te ayude esta historia...

Me cree un blog, ojalá pases a visitarme :)

Besotes

Ale dijo...

Muchas gracias por sus comentarios...y perdón por responder hasta ahora, ando saturada de trabajo.

Me gustan mucho todas y cada una de las opiniones...

Yo pienso que son mentirijillas, que en apariencia son inocentes pero al final temo que fracturen la confianza que tiene mi hijo de preguntarme las cosas... Porque en lo particular no es un problema entre fantasía-realidad, es que San hace preguntas técnicas sobre estas cosas del ratón y los reyes y es ahí cuando yo me incomodo, y me rehúso a acudir a más y más mentiras.
Así, por un lado estoy de acuerdo en que una historia suscite a la fantasía y a la ilusión. Y por otro lado estoy en contra de inventar mentiras para sostener una fantasía. Y como mi hijo exige eso pues prefiero no. Quién sabe, igual y con Azul por ejemplo las cosas sean distintas porque ellos son distintos, Azu se inclina siempre más por las historias mientras que su hermano indaga hasta llegar a la médula de todo.
Por eso estas cosas son tan delicadas de discutir, porque depende de la familia e incluso depende de la manera de ser de cada hijo.
Por suerte todo se resolvió de una buena manera, ya lo contaré en un post aparte.

Besos y gracias de nuevo, aprendo mucho de mi tribu virtual!!!

Desdemicordilleradelosandes dijo...

jajajaj se me ocurre que Sam haga su primer lapbook , "de dientes".

y que investigue las leyendas del mundo por la perdisa del primer diente, hada de los dientes, raton, etc.

La verdad que lo veo como una oportunidad de aprender.

personalmente, me aburri de analizar si la mentira, ilusion es buena . cada uno elije , no existe lo correcto o no , sino la eleccion .

Un abrazo!

caso.omiso.org dijo...

Para mí no sólo se trata de una mentira orquestada desde el mundo adulto, sobre todo papa noel y los reyes magos que se utilizan como unos seres sobrenaturales, omniscientes que vigilan a los niños para chantajearles con regalos si no se "portan bien" es decir si no se comportan en la forma que sus padres esperan en su neurosis educativa de moldear a sus hijos utilizando cualquier recurso que aparezca a su alcance.
Para mi los reyes magos y el pater noel además de fomentar el consumo por el consumo, representa ese chantaje emocional y la mentira y lo considero incluso como un maltrato social al niño indefenso de tal mentira. Durante las fechas navideñas la presión a los niños desde todos los adultos que se encuentran con el dichoso chantaje del gordo del marketing de cocacola es inevitable.

El ratón perez es más pacífico al menos, un mal menor.