jueves, 16 de septiembre de 2010

Astenia patriótica


"Busco en los hombres aquel amor de la Patria que hallo tan celebrado en los libros: quiero decir, aquel amor justo, debido, noble, virtuoso, y no le encuentro. En unos no veo algún afecto a la Patria; en otros sólo veo un afecto delincuente, que con voz vulgarizada se llama pasión nacional."
Benito Jerónimo Feijoo

México conmemora el bicentenario del inicio de su guerra por obtener la independencia. Fiesta nacional, luces, fuegos artificiales, desfiles, conglomerados de gente en las calles y ciudades enteras teñidas de tricolor... Mis hijos sólo alcanzan a comprender que es "el cumpleaños de México".... No hemos profundizado mucho más y la verdad es por pura astenia de mi parte. No me nace ni encuentro la forma todavía (tal vez por su edad) de comentarles más a fondo de qué se trata todo esto. De hecho nos hemos pasado estos días semi-sustraidos de los festejos por mi incapacidad de darle el sustento de profundidad que me gustaría.

Tal vez me falta información, meterme en los libros de historia, ¿pero en cuáles? ¿en la versión oficial, en la versión de los vencedores, o en la versión de los vencidos? Y aún me pregunto, ¿en ellos encontraré el patriotismo que no tengo? Por ahora, lo único que tengo en la cabeza son nombres y fechas borrosas, imágenes de libros de texto con la maquillada versión oficial... Pero la verdad, no me da la gana profundizar. Al menos por ahora.

El otro día escuché en voz de mi hija el himno nacional... Y sentí escalofríos... Qué bélico, qué violento, qué triste visión, qué obsoleto...

No digo que no sea importante que mis hijos conozcan la historia del país donde nacieron, claro que lo considero importante, cuando crezcan un poco más y sean capaces de cuestionarla, de leerla con todos los sentidos. Pero me pregunto ¿no será obsoleto tratar de inculcarles ese tan llevado y traido "patriotismo"? ¿no deberíamos aspirar a que sean simplemente seres humanos sensibles, no ciudadanos de aquí o de allá? ¿no sería una generación así el inicio de un mundo sin fronteras, por ende sin guerras?

7 comentarios:

lamamadeunabruja dijo...

Al fin y al cabo es una fiesta, y para los niños da igual cual sea el motivo de la fiesta, ellos solo ven las luces, los fuegos artificiales,... aprovecha para disfrutarlo.

xilpayatl dijo...

Me encanta la idea de criar a una generacion...universal, calida, humana, con profundos valores, con amplia libertad...con verdadera alma.

Las fiestas patrias? al igual que muchas otras que no tienen sustento, son muchas veces solo el lugar de catarsis que muchas almas secas necesitan.

Besos linda.

BTW mi cel se murio y no saqué antes tu numero de casa, si quieres puedes pasarmelo otra vez? al correo si te parece bien.

Alfredo dijo...

Es lo que a mi forma de pensar y ver las cosas corresponde, eres de las personas más patriotas que conozco.

No solo le estás heredando al país 2 individuos maravillosos, sino que además se los estás heredando con una mentalidad sana y abierta.

Si cada familia de México tuviera esa visión del patriotismo, tendríamos el gobierno que tanto añoramos y seríamos de las primeras potencias mundiales.

Saludos.

Anónimo dijo...

"para los niños da igual..."

veamos pues, las luces de las patrullas, las ráfagas que abren fuego en NUESTRO país militarizado, el showbussines de los festejos bicentenarios (Salinas-Fox-Calderon-PANPRIPRD-Azcarraga, ellos no son personajes de Disneylandia ni Foxilandia, desfilaron en los últimos días por este nuestro país).

aprovechemos pues, para disfrutarlo, "al fin y al cabo es una fiesta"


antonia

vilmati dijo...

sí Ale, eso es lo que quise decir yo con el comentario anterior. Y al igual que xilpayatl, me gustaría estar criando una generación mas universal con verdadera alma, donde las fronteras se desdibujen.

Luisina dijo...

a mi me gusta la idea de la "independencia"...creo que es interesante contruir una visión americanista con esto...recordemos que las independencias de las naciones de América tienen que ver con la disolución del poder de la corona española...lo lamentable es que lo único que hicimos fue cambiar de dependencia en vez de ser independiente (esto ya lo observaba Martí). Yo me siento muy latinoamericana y me encanta...pero como dice Vilma, prefiero inculcar la idea de "ciudadano del mundo" :)
Creo que uno tiene que hacer lo que siente :) Yo por mi parte pienso hablarle de historia como yo la he sentido...a mi me fascina, pero no de acontecimientos en particular...sino como algo que está relacionado con otras cosas ;-)
Siempre es interesante leerte, leo todo...pero no siempre me alcanza el tiempo para comentar Ale :)
Besos!

Laura dijo...

llegué tardísimo a este post, pero como argentina viviendo en México, una de las cosas que más me ha impactado es ese "patriotismo" que se respira en todos lados....

Recuerdo durante el año que escolaricé a Gaia, los primeros lunes, participar de los honores a la bandera..... la verdad todo nuevo para mí....

Que se yo..... a mi lo del patriotismo no me va.... será porque vengo de un país donde casi no existe el patriotismo, tal vez porque la mayoría de nosotros somos hijos y nietos de inmigrantes y no hay un sentido de "identificación".... o tal vez porque no creo en fronteras ni banderas....

En lo que a mí respecta, prefiero no enseñarle a mis hijas a idolatrar héroes del pasado.... más bien quiero darles una visión a futuro, donde sean capaces de hacer lo necesario para hacer de su "patria" un lugar mejor (y cuando digo "patria" me refiero al sitio donde ellas elijan vivir, sea acá o en el Congo).