miércoles, 18 de agosto de 2010

Homeschooling, mi lucha interna

Desde que comenzó el verano comencé a revolotear sobre la idea: sacar a los niños de la escuela. Y todos estos días me he perdido un poco navegando entre leer y releer entre blogs amigos y links que te llevan a otros links que te llevan a otros links... y eso explica en parte mi ausencia en este blog.

No ha habido día en estas vacaciones que no termine con la cabeza a punto de estallar de tanto darle vueltas al tema. Y hay días que despierto completamente convencida de educar a los niños en la casa pero al anochecer pienso que necesitamos de la escuela... Y hay días en que amanezco pensando en la escuela y me acuesto planeando nuestra vida sin ella... Y la balanza nunca deja de moverse, nunca se queda quieta ni de un lado ni de otro. He llegado a concluir que nunca lo hará, que como todo en la maternidad, este tema tiene mil matices, y que nunca sabré si al final hice lo correcto o no. Así de intenso es maternar... te cuestionas hasta la médula de los huesos cada cosa, porque al final sólo quisieras lo mejor de lo mejor para esas personitas que te ha tocado acompañar.

El fin de semana pasado, por fin José y yo decidimos que sí, que nos embarcamos en el proyecto, que probaremos a sacarlos este año y sobre la marcha iremos decidiendo. Así que se lo comunico a los niños como oficial y oh sorpresa, San llora por su escuela-y mucho-, no quiere dejar de ir, dice que las cosas que le propongo ya las hacemos por las tardes, que por qué no podemos seguir haciéndolo así...

Y de nuevo mi balanza se mueve, no puedo atropellar así a mi hijo. Me pregunto por qué le ando buscando cinco pies al gato si mis hijos van contentos a su escuela.

Y me respondo que todo esto tiene que ver con una crisis vital mia, de hace un rato ya... Un día me imaginé como un ratoncito corriendo, rodando una de esas ruedas que les ponen en las jaulas, sin salida aparente, sin dejar de correr... los mandé a la escuela para poder trabajar por las mañanas, trabajo para pagar la escuela... el pez que se muerde la cola.

Sigo corriendo en mi rueda de hamster mientras pasa la vida -que es todo lo que tengo-, viviendo a medios días... como casi todo el mundo hace, para no incomodar; sin preguntar por qué, como casi todo el mundo hace. Entretanto, retomo a partir de hoy mi blog porque después de todo compartir aquí deja enormes aprendizajes.

Hace muchos días que quiero guardarme aquí algunos de los links que he masticado, pero siempre me falta tiempo y si espero a ponerlas todas nunca voy a publicar esta entrada...
Algunos de los ecos que me dejaron en la cabeza:

De John Taylor Gatto, su discurso: por qué la escuela no educa? Leído en El blog Alternativo
Es absurdo y anti-vitalmoverte de aula en aula al sonido
de una sirena durante todos los días de tu infancia natural
en una institución que no te permite ninguna privacidad y
que incluso te la quita en el santuario de tu propia
casa pidiéndote que hagas tus “deberes”.

Necesitamos volver a pensar en las premisas fundamentales
de la escolarización y decidirqué es lo que queremos
que los niños aprendan y por qué.

Tenemos que devolver a los niños tiempo libre desde ya mismo
porque esa es la clave para el auto-aprendizaje,
y debemos re-introducirles en el mundo real tan rápido
como sea posible para que el tiempo libre pueda
ser gastado en algo más que abstracciones...


Aunque los profesores se preocupan y trabajan duro,
la institución es psicopática – no tiene conciencia -.
Suena la sirena y el joven que se encontraba escribiendo un poema
debe cerrar sus cuaderno y moverse a otra aula
donde deberá memorizar que el hombre y el mono derivan de un ancestro común.

Gerardo Ochoa Vargas, Escuela en casa: una opción educativa. Leído en Hiperactivos
Más allá de cualquier paranoia contra el Estado, el hecho es que la escuela se apropia de los años más importantes del niño. Si a cambio el niño aprendiera y madurara, el trato no sería del todo malo. Sin embargo, la escuela inhibe al aprendizaje, y la disciplina y constricción escolar, el aburrimiento y la actitud de muchos docentes limitan la capacidad de aprender. Al olvidar que los niños son aprendices por naturaleza, la escuela es la justificación institucional para imponer estructuras diseñadas por adultos que asumen saber qué requieren los niños para aprender, y por lo visto suponen que rigidez, monotonía y transmisión vertical del conocimiento son las características requeridas.

Testimonios de familias Homeschoolers en video en el blog de Viviana.

Video compartido por Pilar.




Recomiendo también El blog de Andrea Precht, para no perderse enteras sus categorías: Homeschool y Teorías de la educación.

Y una larga lista de etcéteras que incluyen todos mis blogs amigos de familias de educan en casa, gracias a que generosamente nos comparten sus experiencias esta opción educativa va llegando a más y más personas.

19 comentarios:

luisaquiereadelgazar dijo...

ay! Ale... no quisiera estar en tus zapatos, aunque espero si estarlo en algunos años

Suerte con lo que decidas

Silvia dijo...

Ale, si tu hijo llora por la escuela no te asuste. Es normal que a los niños les agraden las rutinas cuando son compuestas de seguridades y un entorno positivo como el que han conocido en su escuela que imagino es un buen colegio.

Pero en lo personal, si estás como dices en una ruedita de hámster, teniendo que trabajar para en parte pagar una escuela decente yo saldría de la ruedita y los sacaría del colegio. Claro que para mí quizá sea fácil decirlo porque tenemos unos grupos donde estamos en contacto con otras familias, y a mis hijas no les faltan compañeros de juego, actividades, excursiones, salidas, etc, si es que queremos hacerlas, tenemos la opción. Pero el tiempo pasa muy rápido y el crecer y aprender a su lado es lo más gratificante del mundo para ambos, padres e hijos.

Animos y decidas lo que decidas siéntete tranquila y feliz, mujer, y si cambias de un bando a otro que sepas que en el del 'homeschooling' siempre tendrás tu rinconcito.

Muchos besos y os deseo a todos lo mejor sea lo que sea.

Kudifamily dijo...

Ufff, Ale... que lío!

Yo me planteé lo mismo, pero al fin tuve que reconocer que no tengo paciencia y que necesito ratos para mi o me exaspero, y eso me frenó.

Lo que yo creo es que esta decisión se debe tomar antes de escolarizar (es mi opinión), es decir, creo que sacarlo del colegio una vez ya ha ido, puede ser contraproducente.
Tambien es cierto que San es lo bastante peque como para poder acostumbrarse enseguida...

Ainsss, no te estoy ayudando, lo sé.

Yo ADMIRO muchísimo todas las familias homeschoolers, y creo que ellas te podran ayudar más que yo.

Y sea cual sea vuestra decisión, piensa que siempre será tomada en beneficio de vuestros hijos, porque sois unos grandes padres.

Saludos desde Catalunya

♥ meninheira ♥ dijo...

Ay Ale, si te sirve de consuelo yo también dudo muchas veces de si estaré haciendo lo correcto :)

Mis peques nunca han ido al cole y no descartamos que algún día vayan, vivimos el presente. Hay mamás que me dicen lo contrario de Kudifamily, que lo mejor es que los niños hayan ido al cole y sepan lo "terrible" que es, y de hecho hay muchísimas familias homeschoolers que son desescolarizadoras (ahí tienes a la presidenta y a la vicepresidenta de ALE), no creo que sea mejor dejar de ir al cole o no haberlo hecho nunca, cada familia tiene unas circunstancias y son ellas las que van a marcar qué camino tomar.

Yo te diría que no te tortures, igual que respetamos los ritmos de los niños para dejar el pañal, dejar el colecho, dejar el pecho, etc. deberíamos respetarlos también en esto ¿no te parece? si el niño va feliz a la escuela, aprende, se relaciona (y se relacionan con él) de manera correcta, ¿cual es el problema? Si tú eres la que está en la ruedecilla y no te gusta, sal de ella, desescolarízate ;)

Y no olvides que cuando elegimos cualquier cosa nos perdemos las otras opciones pero eso no significa que nuestra elección sea necesariamente la incorrecta, es que todo no lo podemos tener :D


Muchos besiños Ale y deja de leer, escucha a tu corazón y a los corazones de los que te rodean, sigue tu instinto no a los expertos :)

Muas :*

Zulema dijo...

ah no podría estar mas de acuerdo con Meni:
Yo te diría que no te tortures, igual que respetamos los ritmos de los niños para dejar el pañal, dejar el colecho, dejar el pecho, etc. deberíamos respetarlos también en esto ¿no te parece? si el niño va feliz a la escuela, aprende, se relaciona (y se relacionan con él) de manera correcta, ¿cual es el problema? Si tú eres la que está en la ruedecilla y no te gusta, sal de ella, desescolarízate ;)


Te mando un abrazo fuerte, yo también he tenido épocas de muchas vueltas de cabeza y de muchos cuestionamientos, así que te entiendo.

Silvia dijo...

Como dice Meni, no es cuestion de meterlos en el cole para que vean lo horrible que es. Y si es al reves, si el cole les va bien y les gusta pues no desescolarizarlos.
Obviamente si el cole no les funciona (y hay que pensar que la escuela es algo diferente a los cuatro, cinco, seis años, que a los ocho, nueve, diez, edad en que muchas familias han decidido desescolarizar), si no funciona es probable que la familia piense en desescolarizar. Pero pienso que SI FUNCIONA BIEN tambien se puede pensar en desescolarizar. Igualmente si educar en la casa va bien, puede haber razones que nos lleven a meter a los niños en un colegio.
En una palabra, no deben ser antagonistas las opciones.
En lo que a ti respecta yo veo que eres una persona muy preparada, una madre muy entregada, y que trabajas y te educas continuamente. No veo por que no puedes educarlos. Y como tus hijos no saben lo que es estar contigo no solo en la tarde sino todo el dia, puede que no sepan lo que les encantaria porque sobre todo tu, su madre, es posible que te sintieras mucho mejor.
Y si lo pruebas y no funciona, sabes como os va en esta opcion actual de trabajo tuyo y colegio de ellos.
En la vida hay que probar opciones y siempre como dice Meni tambien, hay cosas que quedaran fuera de la ecuacion, porque todo no se puede tener. Y si acertamos seguimos adelante, y si nos equivocamos, nos paramos, reflexionamos y cambiamos, que en eso consiste todo, en caminar, tropezar, levantarse y seguir el camino.
Besos de nuevo y suerte en lo que decidas.

Maulina dijo...

Yo admiro su poco a los que tienen todas las respuestas, en mi caso, parece ser el contrario: tengo todas las preguntas. jajajaja
Cada vez más me llaman y me preguntan por la educación en casa y ¡yo con suerte me hago cargo de mi decisión y sus consecuencias!
Estoy contenta con este año, seguiremos el próximo. A cada día su afán.

xilpayatl dijo...

Querida Ale
Tremendo rollo que me eche y nada que se publico jeje
Solo para decirte que tambien te animo a que vayas un dia a la vez...
Por aca estamos a punto de una nueva mudanza, lo que trae nuevamente la oportunidad de no llevar mas a Abner a la escuela -aunque solo fue 2 meses, le encanto-.
Pretendemos ir un dia a la vez...sin forzar a ningun miembro de la familia, tratando de disfrutar al maximo, pero sobre todas las cosas, con mucha Gracia para cada uno.
Besos y que ganas de escucharte y verte!!!

Lola dijo...

Ale, menuda decisión y tan importante que debes tomar. Entiendo las lágrimas de San, en la escuela están sus amigos, su pequeño mundo y si llora será porque estará feliz en él.
Como madre vas a buscar lo mejor para su bienestar y si eso implica educar en casa estoy segura de que lo harás fenomenal.
Mi opinión es que educarlos y hacer cosas interesantes con ellos pueden hacerse fuera del "horario escolar" y siguen siendo experiencias muy enriquecedoras para ellos porque les enseñan otras cosas que no se aprenden en la escuela (yo lo llamo homeschooling a tiempo parcial) Si estás decidida a ello, adelante. Puedes probar y lo que decidas será seguramente lo mejor para ellos, besos y mucha fuerza

Alfredo dijo...

Debo decirte Ale, que no eres la única que tiene ese conflicto interno. Me pasa exactamente lo mismo, aunque en mi caso tengo un poco más de tiempo para poder madurar las ideas y buscar alternativas.

El otro día, escuchaba en la radio un programa en el que contaban anécdotas de cómo copiaban en la escuela durante los exámenes y me llamo mucho la atención un grupo de chavos que se habían aprendido la clave Morse y mediante ruidos con el lapicero sobre el pupitre se comunicaban y se pasaban las respuestas al examen.

Alguien comentaba que esa técnica no tenía sentido porque el tiempo que invirtieron en aprender la clave Morse mejor lo hubieran invertido en estudiar para el examen.

Entonces recordé a Tonucci y entendí que pasaba. Aprender la clave Morse era algo que ese grupo de estudiantes le interesaba aprender y así lo hicieron. Los temas del examen, era algo que alguien les había dicho que tenían que aprender bajo la amenaza de un castigo, de una mala calificación.

Yo no se si a ustedes las pasa, pero desde hace algunos años se arraiga cada ves más en mi mente la idea de que el sistema en al que vivimos está obsoleto, todos los días en alguna parte del planeta hay crisis sociales, económicas, ecológicas, energéticas, etc y el otro día por medio de los enlaces de este blog llegué a la página del proyecto Venus y fue como encontrarle sentido a la vida, desgraciadamente, es un proyecto que tiene en su contra los poderosos intereses políticos y económicos de los grupos más poderosos de este planeta. Podría parecer a alguien que esto no tiene nada que ver con este blog, pero en mi opinión ese condicionamiento que nos impide desarrollar todo nuestro potencial como seres humanos, empieza en las escuelas que desde que empezamos a tener uso de razón nos adoctrina en que tenemos que vivir para trabajar.

Saludos.

Desdemicordilleradelosandes dijo...

Hola Ale.
Es verdad que es imposible mantenerse inmutable " al saber" que la educación tiene conflictos. Y que lamentablemente, seguimos esa inercia, no cuestionamos que ahora no se les llama parvulos , sino preescolar, no cuestionamos que estudien el cuerpo humano separado y no por sistemas interrelacionados, no se cuestiona estudiar ciencia de mala calidad, no se cuestiona que la matematicas no se enseñe en forma entretenida,
los libros que leen nuestros niños, a veces no son los más aceptados para su edad o madures
Siempre e pensado que la escuela es una burbuja, donde el niño no sabe y no lo educan para saber lo hay a su alrededor , el que aprenda a ser autovalente con 15 años , no se les enseña a manejar finanza, no se les enseña educación emocional , eso SI , mecanica sexual , pero no educación sexual.
Yo estoy convencida que la escuela , es beneficiosa para los adultos que trabajamos, no para los niños . Las escuelas son beneficiosa para mantener el sistema economico activo.
Se crean carreras para mantener un sistema agotador , como
" contador, logistica, publicidad ,vendedor medico, vendedor seguro etc" .
La ciencia, la medicina, las leyes, los alimentos se vende a los intereses comerciales, y lamentablemente la educación sufre la misma suerte.
No creo que la educación se base en que los niños sean asimiladadores pasivo de información , sentados muchas horas mirando el pizarron, se educa a niños poco creativos.

El proyecto venus, !es maravilloso! pero muy cierto lo que dice Alfredo.

Abrazos

Ale dijo...

Silvia, concuerdo contigo, el tiempo pasa TAN rápido, los niños crecen y una quisiera no perderse ni un sólo segundo. Lo de la compañía, cierto, sé que si yo tuviera cerca (no virtualmente) un círculo de amistades afines se me facilitarían muchas cosas. Muchas gracias por tus palabras.

Kudifamily, todas necesitamos ratos para nosotras creo hehe, por supuesto que sé que las mamás homeschoolers tienen muchos menos de esos ratos, pero no creo que sea imposible.

Meni, cierto, elegir algo implica perderse de la otra opción... Y por eso me cuesta tanto trabajo hehe... Instinto...uhm, el mío no me da para tanto... Para colechar, para dar teta, para respetar a mis hijos de bebés tuve que leer para desaprender y liberar un poco mi instinto... Y ese poco es con lo que cuento al día de hoy ;) ... es broma... pero es que es tan dificil escucharse a una misma cuando todo el mundo alrededor va en contra de la voz interna =S
muchos besos!

Maulina, y yo que te iba a hacer unas cuantas preguntas más! Hahaha...=D Te entiendo tanto!

Tania, no recuerdo ahora en dónde te leí un día de estos pasado, y precisamente una de tus frases me dió algo de luz: un día a la vez. Es que a mi se me hacía un mundo pensar en preescolar, primaria, etc. Te leí y fue cuando decidí que iba a pensar sólo en este año escolar que comienza.

Lola, claro, siempre tendremos las tardes y los fines de semana.

Alfredo, gracias por tu comentario. Mi problema no es con la escuela en sí, como tu bien lo describes es con el mundo de viejos que nos empeñamos en sostener...habiendo tantas posibilidades, la cuestión es que no termino por atreverme a nadar contracorriente, tengo poco espíritu de salmón creo hehe.

Greisi totalmente de acuerdo, la escuela está diseñada para trabajar para el sistema no para el individuo.

No conocía el proyecto venus hasta hoy, gracias.

Aún no decidimos nada. Hasta hoy, hasta ahora, parece que los niños irán a la escuela el lunes... y ya iremos viendo, como bien me aconsejan muchos de ustedes: un día a la vez.
Lo único bueno de cuestionarse así es que sabemos que hay opciones, y confiamos en poder detectar el momento más oportuno para redirigir.

De nuevo gracias, es muy enriquecedor leer tantos puntos de vista.

Silvia dijo...

Pues pasito a pasito, Ale.
Una cosita mas. Después de pensar y de tus respuestas a todas (gracias, a propósito), fíjate que por mucho apoyo y muchas familias alrededor que hagan esto, yo no sé si será porque somos emigrantes y primera generación haciendo esto, pero a mí ese sentimiento de salmón nadando contra corriente como lo defines no se me quita.
Te quería recordar ese dicho de que el pez que nada CON la corriente está muerto, el que nada contra ella está VIVO.
Y como dice Lola, todos hacemos homeschooling, a tiempo total o parcial, he he he.
Besos,
s

Ale dijo...

Gracias Silvia, aprecio mucho tus palabras.
Mis hijos fueron hoy a la escuela contentos y salieron de ella brincoteando y sonriendo... se les atropellaban las palabras para contarme su día...

Y yo, bueno, un día a la vez... por ahora estamos bien así. Pero el solo hecho de habérmelo cuestionado representa ya sentirme salmón vivo ;) sobretodo porque sé que hay opciones y que son viables.

Ana P. dijo...

Me demoré en comentar, pues no tenía claro qué decir. Me da la impresión que al verlos tan felices en su cole te sientes "atropellándolos" al sugerirles no volver a él. Y que tal si se lo planteas como un "ensayemos y vemos cómo nos va?"

Yo sólo sé que cuando a una madre le entra la inquietud del homeschooling le es muy difícil seguir mandando a sus hijos al colegio, no se siente cómoda ni conforme...

Un abrazo

Ale dijo...

Exacto Ana Paulina, no me siento cómoda ni conforme... y por otro lado no me siento tan valiente.

Y lo del "atropellamiento" buf... es que en el fondo intuyo que no tendría que haber pedido la opinión de los niños, intuyo que es una decisión que nos corresponde a los grandes tomar y a ellos seguir... o no, no lo sé...

gracias por leerme y por comentar. No es un tema cerrado, lo tengo muy en la cabeza (y en el teclado últimamente) ;)

un abrazo.

MartaSada dijo...

Acabo de leer que también tenías una entrada sobre este tema, Ale, pero como ya lo hemos "charlado" en privado, miniña, ya no insisto más. Un abrazo fuerte.

Ale dijo...

Mi estimada...tu puedes insistirme todo lo que te parezca =) ... y esas charlas privadas, algún día me das permiso de hacer públicos algunos de los renglones? Es que yo cuando sea grande quiero llegar a las conclusiones vitales que tu llegas ;)
Abrazo!

Anónimo dijo...

lo que yo queria, gracias