sábado, 21 de noviembre de 2009

Rookie


San debía haber tenido menos de cuatro meses cuando yo, un día antes de llegar a casa después del trabajo pasé a comprarle pañales y ví a Roockie en el estante de la tienda. Lo compré para mi niño, claro que por esas fechas no le hizo caso alguno...Pero luego, conforme San crecía, Roockie lo había acompañado miles de veces, los últimos años se lo llevaba a la escuela y muchas noches dormía con él entre las manitas...

Hoy decidió llevarlo con nosotros al centro comercial y en un descuido de malas perdimos de vista al oso. Regresamos sobre nuestros pasos pero nada, Roockie está perdido =( perdido para siempre como dice Santi.

Qué tristeza embarga a mi hijo. Lloró mucho rato, inconsolablemente. Y no era un llanto habitual, era un llanto callado, silencioso e incontenible. Además de abrazarlo no se me ocurría mucho qué decir para aliviar su duelo, le permitimos llorar y creo que fuimos muy respetuosos con su dolor, digo, no tratamos de negarlo: cuando pierdes algo material que vale más de lo que cuesta duele, eso no es difícil de entender, su oso valía tanto para él...

Hablando con él para buscar solución salió la idea de ir a buscar un oso igual, no lo hemos encontrado, lo seguiremos buscando en otra tienda, pero a mi me late que el oso nuevo no podrá reemplazar al perdido.

Mi niño lloró de nuevo hace un rato antes de dormir, sin decir nada, sólo lagrimeando. Papá acertó a decirle que lo sentía mucho, que era difícil dejar ir algo que nos gusta, pero que siempre las cosas nos suceden para algo mejor. A mi la verdad no se me ocurre nada que decirle, lo veo llorar y se me hace un nudo en la garganta, soy mala para estas cosas...

11 comentarios:

greisi dijo...

uy ....solo hay que dar cariño...pucha vida!!!

Zulema dijo...

Lo Siento! si veo alguno por acá te digo sale?

Gisela mami de Aldana dijo...

hola, llegue aqui por el blog de luisina
leyendo esto se me hizo un nudo en la garganta
mucho cariño, y ojala puedan encontrarle uno igual
besos

Magda Pérez Hervás dijo...

Que lastima.
solo queda eso, dar un largo y fuerte abrazo, acompañarle, pienso que no eres mala para "eso", pues seguro que tu hijo te siente y aprecia lo que le ofreces.

un abrazo

Yubarta dijo...

Ale, he encontrado un Rookie idéntico en un Toy'z'rus a 20 minutos de mi casa. Creo que tienen tienda on-line

bestiuta dijo...

Pobrecillo mi San.....toda su vida recordará a Roockie, estoy segura....de lo que no estoy segura es de que otro nuevo reemplace a su Roockie....un abrazo inmenso!!

Ale dijo...

Gracias chicas por estar ahì.
Besti yo tambièn lo dudo... =(

Fémina dijo...

Ale, guapa, te voy a dar mi opinión: Busca el oso por todas partes y cómpralo... lávalo 10 veces seguidas sin que lo vea, hasta que tenga la textura del anterior... y dile que os lo han encontrado y llevado a casa.
No soy partidaria de mentirles, pero creo que hay ocasiones donde se aceptan las mentiras de este tipo... Mi hijo perdio a su pez, que curiosamente le habia puesto Santiago, como mi suegro, y cuando vio flotar al pobre pez y lo tiramos al wc "para que pudiera viajar al mar y que alli lo curaran los médicos peces", se me partio el alma cuando se quedó llorando "Santiagooo, santiagooo!". Asi que cuando por la mañana vi que el otro pez estaba a punto de comenzar a flotar, me fui "pies para que os quiero" a la tienda de animales y volví loca a la dependienta hasta que me capturó el pez que mas se parecía...
Es solo una idea!

PD: Id volviendo al centro comercial por si alguien lo encontro y lo tienen guardado en algun sitio! Y MUCHA SUERTE!!!

Ale dijo...

Ay Fémina, es lo primero que se me había ocurrido. Pero no puedo tener al niño en una burbuja de felicidad. Creo que nuestra labor es más bien ayudarlo a pasar este bache, a lo mejor y hasta es prepararlo para futuras pérdidas...Además no creo que me lo creyera. Aunque no estoy del todo en desacuerdo con esa idea, creo que nosotras "sabemos" cuando y cómo es mejor para cada uno de nuestros hijos y para cada situación...uf tanto rollo para decirte que en el caso de los peces a lo mejor yo haría lo mismo jejeje.
Eso de regresar al centro comercial no lo había pensado, lo haré.
Gracias, un beso.

Meninheira dijo...

Tengo un nudo en el corazón, qué tristeza más grande. Yo perdí a mi osito cuando era más o menos como él y fíjate que todavía lo recuerdo :(

Si conoces algún foro de mamás de tu país, ve allá y pon un mensaje buscando, quizás otra mamá tenga un Rockie y no lo quiera, que penita por dios :(

Un achuchonzazo muy grande.

Ale dijo...

Ahí vamos...ya con muchos menos episodios de tristeza.
Ayer mi mamá le compró un oso, más grande y nada parecido pero muy suavecito y abrazable.
El niño está contento, le puso de nombre "Rookie grande" =)