lunes, 8 de junio de 2009

De memoria

Cuando se preguntó a Winston Churchill qué enseñanzas de la escuela había sido más útiles en la vida, respondió sin vacilar: “Las joyas literarias que aprendí de memoria”. Quizá alguno de ustedes coincida en el asombro que nos despierta y la maravilla que sentimos al escuchar a nuestros hijos, recitar pasajes de los libros o ser oportunamente corregidos al haber pronunciado mal una palabra que ellos, de memoria, saben es la correcta, aún sin tener la habilidad de leerla.
No cabe duda que en otro tiempo el memorismo se llevó a extremos exagerados, a menudo con perjuicio del entendimiento. Pero ¿debemos por eso rechazar por completo el aprendizaje de memoria? Puede que no desarrolle la inteligencia, mas constituye una inestimable ayuda para un cerebro bien organizado y una fuente de deleite para el espíritu.
Una memoria rica tiene multitud de ventajas. En las noches de insomnio, o cuando se esté esperando un autobús, o bien durante esas horas de tedio y soledad que todos pasamos en la vida, nada ayuda tanto como la compañía de los poetas.
Entre los sociólogos que estudian las razones del éxito, más de uno ha señalado que una memoria eficaz acrecienta las facultades de raciocinio y juicio y mejora el funcionamiento de la mente en general. Platón escribió: “El saber sólo consiste en recordar”. Por tanto, conviene estimular a nuestros pequeños de tres, cuatro y cinco años a aprender de memoria poemas, rimas, canciones y pasajes de libros, porque esas palabras quedarán grabadas en su mente para toda la vida. Las palabras de los grandes hombres se nos meten en la sangre y llegan a formar parte de nuestra misma naturaleza. Jamás las olvidamos.

Leí este texto en el boletín de la escuela de mi hijo, y me pareció buena idea guardarlo; creo que no le falta razón, yo me siento privilegiada por mi capacidad de memorizar lo que leo, por un lado inmensidad de datos fríos, pero más importante cosas útiles que van sirviendo para hacer montañas y montañas de información en la cabeza.

Pero lo curioso es que así a primera vista, al leer el artículo, no me sentí identificada por memorizar información práctica, sino que recordé con una sonrisa en la cara mientras iba leyendo, que un día hace muchos años memoricé así por puro gusto mi poesía favorita y después de tenerla tanto tiempo entre las telarañas de la mente, traté de recitarla de nuevo y sí, aún la recuerdo intacta! Que maravilla es el cerebro humano!

**La imagen es de Eulalia Cornejo.

Reír llorando, Juan de Dios Peza

Viendo a Garrick, actor de la Inglaterra,
el pueblo al aplaudirlo le decía:
Eres el más gracioso de la tierra y el más feliz.
Y el cómico reía.

Víctimas del spleen los altos lores,
en sus noches más negras y pesadas,
iban a ver al rey de los actores
y cambiaban su spleen en carcajadas.

Una vez ante un médico famoso,
llegose un hombre de mirar sombrío:
-Sufro -le dijo- un mal tan espantoso
como esta palidez del rostro mío.

Nada me causa encanto ni atractivo;
no me importan mi nombre ni mi suerte;
en un eterno spleen muriendo vivo,
y es mi única pasión la de la muerte.

-Viajad y os distaeréis. -Tanto he viajado
-Las lecturas buscad -Tanto he leido
-Que os ame una mujer- ¡Si soy amado!
-Un título adquirid -Noble he nacido.

¿Pobre seréis quizá? -Tengo riquezas
- ¿De lisonjas gustáis ? - ¡Tantas escucho!
-¿Que tenéis de familia?...-Mis tristezas
-¿Vais a los cementerios?... -Mucho, mucho.

¿De vuestra vida actual tenéis testigos?
- Sí, mas no dejo que me impongan yugos;
yo les llamo a los muertos mis amigos;
y les llamo a los vivos mis verdugos.

-Me deja- agrega el médico -perplejo
vuestro mal, y no debo acobardaros;
Tomad hoy por receta este consejo:
sólo viendo a Garrick podéis curaros.

-¿A Garrick ? -Sí, a Garrick...La más remisa
y austera sociedad lo busca ansiosa;
todo aquel que lo ve muere de risa;
¡tiene una gracia artística asombrosa!

-Y a mí me hará reir?-Ah, sí, os lo juro!
él, sí, nada más él...Mas qué os inquieta?...
-Así -dijo el enfermo -no me curo:
¡Yo soy Garrick ! Cambiádme la receta.

¡Cúantos hay que, cansados de la vida,
enfermos de pesar, muertos de tedio,
hacen reir como el autor suicida
sin encontrar para su mal remedio!

¡Ay ! ¡ Cuántas veces al reír se llora!..
¡Nadie en lo alegre de la risa fíe,
porque en los seres que el dolor devora
el alma llora cuando el rostro rie!

Si se muere la fe, si huye la calma,
si sólo abrojos nuestras plantas pisa
lanza a la faz la tempestad del alma
un relámpago triste: la sonrisa.

El carnaval del mundo engaña tanto;
que las vidas son breves mascaradas;
aquí aprendemos a reír con llanto
y también a llorar con carcajadas.

8 comentarios:

Zulema dijo...

Wow mujer, que memoria la tuya! la mia se ha ido atrofiando con el tiempo.

Y Saul al respecto me dice, mami tu no lo recuerdas pero yo si, porque yo si uso mi memoria, =D

Aunque también recuerdo mi poesia a mi madre, con algunas trabas pero la recuerdo.

Zulema dijo...

Ah olvide decirte, muchas veces he deseado un pensadero como el de Dumbeldore, jeje para ver si asi me acuerdo de las cosas!

Paula dijo...

Hola, pasa por mi blog, http://lamagiadeserpadres.blogspot.com/2009/06/dulce-premio.html Hay algo para ti con mucho cariño.
Un abrazo

Desde mi cordillera de los andes dijo...

Sabes cuando estaba en una prueba de fisico-quimica habia un ejercicio que sabia mas menos realizarlo, sin embargo no me acorde de la formula . paradojicamente recordaba una musica ranchera que tocaban en el autobus cuando iba a clases. y yo me dije a mi misma , ¿ como uno tiene la capacidad de retener tonteras intracendentes y las cosas importantes no las retengo?? en fin pase el ramo igual . Recorde ese pensamiento al ller tu texto. me rei sola . jajaja besos

Ale dijo...

=D jeje Zule suele pasar, sus memorias están tan "nuevas" que a veces nos rebasan.
Paula gracias! Voy a ver =D
Greisi es verdad, son intrincados los mecanismos del cerebro, es lo que lo hace una maravilla.
Un abrazo.

Silvia dijo...

Oh si este cerebro nuestro es lo mas maravilloso del mundo. Te confieso era mi mayor pasion. Has leido a Oliver Sacks? Es el autror del libro "Despertares" del que luego se hizo la pelicula. Todos sus libros son historias de pacientes fascinantes que te dejan perpleja ante la maravilla del cerebro.

Un abrazo fuerte querdia!

gemma dijo...

Mi marido trabaja en un teatro, en Barcelona, y ahora representan allí una función cómica que se titula Garrick. Y explican que es por causa de este poema.

Me hizo gracia leerlo...un saludo.

Eva dijo...

Ale, no conocía tu blog, y me encanta :-) Enhorabuena.

Me gusta mucho lo que dices de la memoria. Estoy de acuerdo en que en la educación se abusó de su uso, y esto nos ha llevado a no ejercitarla apenas, pero pienso que es una herramienta fundamental para el aprendizaje. Sin embargo, parece que ahora, todo lo que implique un esfuerzo considerable no nos gusta, preferimos otras vías.

Desde hace tiempo llevo queriendo publicar en mi blog una entrada relacionada con esto, creo que ha llegado el momento.

Un abrazo, y te volveré a visitar, seguro!